BANCO DEL TIEMPO DE ALTEA

Página de contenido 2


El dinero de tiempo es una nueva moneda para proporcionar una solución a los recortes masivos del gasto público en materia de bienestar social, pero sin recurrir a la intervención estatal de la economía, sino al contrario, a partir de la libertad de acción económica.


Plantea que el dinero convencional actualmente no es suficiente para arreglar todos lo problemas que enfrentan las sociedades. La idea entonces es crear un nuevo tipo de dinero para pagar a la gente por lo que se necesita hacer, valorando las contribuciones por igual y sacándole provecho a las habilidades de las personas.


Los créditos de tiempo son depositados en un banco del tiempo. Pueden ser sacados en cualquier momento y gastado en un gran rango de servicios y oportunidades ofrecidas por los demás usuarios (también el propio banco del tiempo actúa como un usuario ofreciendo y demandando servicios de otros usuarios).


Estos planes se denominan actualmente bancos de tiempo, y se promueven como una herramienta de regeneración de la comunidad.


Las habilidades, necesidades y disponibilidad de todos los usuarios están almacenadas en el ordenador del banco de tiempo de forma confidencial y así cualquier necesidad puede ser cubierta por la persona adecuada.

El software de bancos de tiempo graba y cuenta todas las transacciones hechas entre usuarios e imprime los detalles de todas las cuentas.


Cuanto mayor crédito de tiempo circule y cuanta más gente compartan su tiempo y sus talentos entre ellos más rica se convertirá la comunidad. Y mayor fuerza se empleará en el cambio social ya que todo el mundo tendría la oportunidad de ser un dador y un receptor y convertirse así en un miembro productivo de la comunidad.


Transcurrido un tiempo redes informales de confianza y soporte evolucionan y actúan como una forma de familia extendida – conectando a la gente y respetando su autonomía.


Todos los intercambios que supongan algún ingrediente, material… la persona que demanda el servicio es quien debe suministrarlo (ingredientes en los casos de cocina…)